EL VERANO Y LOS DIVORCIOS

Existen varias teorías que analizan el fenómeno de los divorcios durante la época estival. Los hay que afirman que esta situación queda justificada por el parón coincidente con los meses en los que el curso escolar finaliza, además de con la prácticamente inexistente actividad de los juzgados durante el mes de agosto.

La crisis del matrimonio, viene “desde atrás”, pero cuando hay hijos, los padres van posponiendo la ruptura, intentando que su decisión altere lo menos posible la vida de aquellos y que no afecte a sus resultados escolares. Por eso, el fin del curso escolar y las vacaciones se suele ver como el periodo “más adecuado” para el cese de la convivencia, de forma que una vez se inicie el nuevo curso escolar, los menores puedan afrontarlo ya con una situación familiar más estable.

Hay que tener en cuenta que la separación de la familia supone un traslado de domicilio para uno de los progenitores que, consecuentemente, afecta directamente a los hijos porque también han de trasladarse; bien sea en sus visitas al progenitor no custodio, bien sea en el periodo de guarda y custodia compartida.

Siempre pensando en los menores, aunque el divorcio de sus padres sea una situación dolora para la familia, desde VILAI ABOGADOS recomendamos a los progenitores unas pautas a seguir:

  1. Es absolutamente imprescindible no someter a los menores a un conflicto de lealtades (no hay que obligarles a elegir entre mamá y papá).
  2. Explicarles la situación real, que no hay posibilidad de volver juntos.
  3. Jamás utilizar a los hijos como medida de coacción al otro.
  4. No hablar mal a los pequeños del otro progenitor.
  5. Favorecer el contacto con el otro progenitor.

Cuente con un abogado especialista en Derecho de Familia

Aunque las separaciones y divorcios puedan parecer procesos sencillos y hasta mecánicos, es importante tener en cuenta las pretensiones de ambos cónyuges. Sea un divorcio amistoso, o bien, contencioso, recomendamos a todas las parejas que decidan poner fin a sus relaciones sentimentales que consulten su situación con un abogado especializado en Derecho Civil y Familia que contemple todas las circunstancias personales y les puedan realizar un planteamiento individualizado y adaptado a cada caso.

No hay comentarios

Agregar comentario