¿POR QUÉ LA ÉPOCA ESTIVAL ES LA MÁS PROPENSA A LAS CRISIS MATRIMONIALES?

Evidentemente las crisis matrimoniales se pueden producir en cualquier momento de la relación, pero estadísticamente las rupturas de pareja se producen con mayor frecuencia en época estival.

Según los estudios realizados, esta circunstancia se debe a que las parejas cuentan con más tiempo libre, por tanto, la convivencia y el tiempo que pasan juntos es mucho mayor. En el resto de estaciones, las parejas están sumergidas en su trabajo y en la monotonía que esto supone, es por ello que las actividades conjuntas y la convivencia de la pareja es menor.

El verano es el mes de prueba en el que las parejas que atraviesan una crisis deciden si finalmente, después de esta época, tomarán la decisión de romper su matrimonio tras el verano.

En caso de que se dé la circunstancia de que ambos hayan tomado la decisión de poner fin a su vida en común, los tres puntos más importantes que deben tener en cuenta a la hora de establecer un acuerdo son los siguientes:

  • Custodia de los hijos.
  • Establecimiento de la pensión por alimentos (si la hubiese).
  • Reparto y adjudicación de vivienda conyugal.

Es de vital importancia estar perfectamente asesorados a la hora de decidir sobre estos tres puntos fundamentales. Por eso, desde VILAI ABOGADOS  ofrecemos un primer asesoramiento gratuito donde tendremos en cuenta las pretensiones de los cónyuges. Bien sea un divorcio de mutuo acuerdo o contencioso recomendamos acudir a un especialista en Derecho de Familia para poner fin a dicha situación.

No hay comentarios

Agregar comentario